Es importante tratar nuestros ojos con cuidado durante toda nuestra vida. Ignorar los cambios en la visión o saltarse los exámenes de la vista pone en riesgo a nuestro sentido más.

Si tiene alguno de estos factores de riesgo, deberá consultar a su médico de los ojos con más frecuencia de la recomendada a continuación:

Antecedentes familiares de problemas oculares.

Ser mayor de 40.

Tener diabetes.

Antecedentes personales de lesiones oculares.

Pérdida de la visión o disminución de la visión en uno o ambos ojos.

Cambios en la visión como puntos repentinos, destellos de luz, rayos o líneas irregulares de luz.

Cambios en el campo de visión como sombras, pérdida de visión en forma de cortina, puntos negros o visión borrosa en la visión central o periférica (lateral).

Cambios físicos en los ojos como ojos cruzados, ojos que se mueven hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo, dolor, signos de infección.

Cambios en la visión del color.

Estos síntomas pueden ser signos de una enfermedad ocular, por lo que es necesario consultar a un oftalmólogo lo antes posible para comenzar cualquier tratamiento. Si se requiere cirugía, un oftalmólogo te puede indicar el procedimiento.

Al ir con un oftalmólogo, puedes confiar en que tiene el mejor cuidado de la vista a tu disposición. Y si detectan algún problema de salud subyacente después de encontrar síntomas en tus ojos, pueden enviarlo a un especialista para obtener más ayuda.

Llamar al Dr. Sergio E. Morales Jaramillo y aprender más del tema.